miércoles, 13 de febrero de 2013

Beneficios del complejo B

Las vitaminas del grupo B son las más complejas, ya que se trata de 8 vitaminas diferentes y otras tantas sustancias que forman parte de este complejo, aunque no son consideradas vitaminas. Mantener su equilibrio en el organismo es muy importante para la salud.

Cuando se tiene una carencia de una de estas vitaminas, generalmente se tendrá también de las demás del grupo. El estrés, tomar antibióticos de forma continuada, los anticonceptivos y beber alcohol en exceso consume la vitamina B en mayor medida.

Vitaminas del grupo B

El complejo B se enmarca dentro de las vitaminas hidrosolubles, por lo que no son tóxicas, ya que el cuerpo elimina el exceso naturalmente.


Síntomas que pueden indicar falta de vitaminas del grupo B


  • Fatiga, debilidad y dolores musculares.
  • Nerviosismo.
  • Colesterol alto.
  • Problemas digestivos como úlceras, gastritis y dispepsia.
  • Hipertensión.
  • Insomnio.
  • Labios agrietados.
  • Mala memoria.
  • Eccemas.
  • Canas prematuras.


Vitamina B1 o Tiamina


La Tiamina actúa especialmente sobre el aparato digestivo y el sistema nervioso. Se necesita mayor cantidad de esta vitamina durante el embarazo y la lactancia, si se tienen problemas hepáticos o digestivos, se consume mucho azúcar o se fuma.

Dulces
Si se consumen muchos alimentos azucarados,
el organismo necesitará más vitamina B1

La levadura de cerveza, el germen de trigo y los cereales integrales son alimentos ricos en vitamina B1.


Vitamina B2 o Riboflavina


En 1879 unos investigadores encuentran una sustancia fluorescente en el suero de la leche, a la que llaman “flavina”. Pero todavía transcurrirían 53 años hasta que científicos alemanes aíslan esta sustancia y la encuadran dentro del grupo de las vitaminas B. Unos años más tarde consiguen sintetizarla y la reconocen como “riboflavina”.

Algunos de los beneficios más importantes que aporta a la salud del organismo, es la producción de glóbulos rojos, el alivio de las migrañas y mantener el sistema inmune en buen estado. La levadura de cerveza, el hígado y la leche son alimentos con abundancia de vitamina B2.


Vitamina B3 o Niacina


Esta vitamina es muy importante para el buen funcionamiento del cerebro, mejora las migrañas e incluso es beneficiosa en enfermedades tan serias como la esquizofrenia.

Migraña
La vitamina B3 alivia las migrañas

Consumir muchos antibióticos destruye la Niacina. Se encuentra en la levadura de cerveza, el hígado y el germen de trigo.


Vitamina B5 o Ácido Pantoténico


Un científico llamado R.J. Williams aislaba una sustancia de la levadura en 1933. La llamó ácido pantoténico. En 1940 logró sintetizarla.

A esta vitamina se la llama frecuentemente “vitamina del estrés”, ya que proporciona al organismo más resistencia frente a éste.


Vitamina B6 o Piridoxina


En 1936, un científico húngaro descubre que suministrándoles a los animales levadura, curan las heridas que tienen en la piel. En 1938 se aísla la vitamina B6 y un año más tarde se sintetiza.

La vitamina B6 previene los accidentes cerebrovasculares
La vitamina B6 previene los accidentes cerebrovasculares

Esta vitamina es muy importante para prevenir los accidentes cerebrovasculares, y los cálculos renales; y también como tratamiento en el síndrome premenstrual, el síndrome del túnel carpiano y la depresión leve. Hígado, marisco, cereales integrales, plátanos, nueces, productos lácteos y huevos son alimentos ricos en piridoxina.


Vitamina B8 o Biotina


Se descubre en 1936 en Alemania, y 7 años más tarde investigadores americanos la sintetizan. Se la llama también vitamina H, y es imprescindible para convertir la glucosa en energía.

La uñas débiles, la piel seca, los dolores musculares y la depresión, son algunos de los síntomas que señalan su carencia. Se encuentra en el hígado, setas, cereales integrales, huevos, nueces, coliflor, sardinas y salmón.


Vitamina B9 o Ácido fólico


En 1931, un médico de la maternidad de Bombay descubre que las mujeres embarazadas que han contraído anemia mejoran al proporcionarles levadura. Posteriormente se localiza un grupo de vitaminas a las que se las llama folacina.

Diez años más tarde, un grupo de investigadores de Texas descubre una sustancia semejante en las espinacas, y la bautizan como ácido fólico. En 1945 se sintetiza.

En 1998, en Estados Unidos empiezan a añadir ácido fólico a algunos alimentos para evitar las carencias en niños y mujeres embarazadas.

Embarazo
El ácido fólico es muy importante para las mujeres embarazadas

Actualmente se sabe que la falta de esta vitamina en las mujeres gestantes incrementa el riesgo de defectos en el feto, sobre todo los que afectan a los nervios y al cerebro, por lo que se recomienda tomar suplementos antes y durante, al menos, los primeros 3 meses de embarazo.

Los anticonceptivos, el alcohol y tomar en exceso té o café reduce la absorción del ácido fólico. También ciertos medicamentos como los anticonvulsionantes, barbitúricos, antibióticos o la ingesta de gran cantidad de aspirinas.


La importancia del complejo B


Este grupo de vitaminas es esencial para mantener la salud del organismo, la vitalidad y el equilibrio mental. Muchos profesionales de la medicina natural, aseguran que multitud de personas tratadas solo con fármacos por sus problemas mentales o físicos, mejorarían increíblemente si se añadiese este grupo de vitaminas a su tratamiento.


Beatriz Moragues - Todos los Derechos Reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario