viernes, 31 de mayo de 2013

Para qué sirve el guaraná: propiedades y efectos secundarios

El guaraná es un tónico que actúa sobre el organismo beneficiando el sistema cardiovascular, el sistema nervioso central y el sistema digestivo.


Frutos del guaraná
El guaraná crece en zonas húmedas, teniendo su origen en la cuenca alta del Amazonas. Debe su nombre a la tribu de indios guaraníes, que denominan a esta planta “gran árbol de la selva”. El guaraná es utilizado por esta tribu para elaborar una bebida que consumen con asiduidad.

Características del guaraná

El guaraná es una liana larga y flexible, con flores pequeñas y amarillentas, que produce un fruto que se asemeja a la avellana. Si no se la controla, esta liana se enmaraña con facilidad en los troncos de los árboles y puede llegar a alturas extremas donde sus frutos son inaccesibles.

Contiene, entre otras cosas, guaranina, una sustancia parecida a la cafeína y que produce un efecto estimulante en el organismo.





Historia del guaraná

Es el farmacéutico y escritor francés Charles Louis Cadet de Gassicourt quien trae el guaraná a Europa en 1817, aunque ya en 1669 el jesuita Joâo Felipe Betendorf hace referencia a las virtudes de esta planta.

En Brasil los mineros utilizan el guaraná diariamente, porque creen que es saludable y les mantiene fuertes. Y es que cuenta una leyenda que esta planta nace a partir de la siembra de los ojos de un dios en la Tierra, por lo cual posee poderes sanadores.

Los Sateré-Mawé, un pueblo indígena de Brasil, utilizan el guaraná en las épocas de ayuno antes de la celebración de sus ritos, empleándolo también como único alimento en los periodos en los que la pesca y la caza son difíciles y tienen que recorrer largas distancias durante días sin apenas comer.

Propiedades del guaraná
  • Tiene un efecto estimulante sobre el sistema nervioso.
  • Contribuye a mantener en buen estado el sistema renal, aunque en grandes cantidades puede provoca irritación.
  • Beneficia la circulación sanguínea.
  • Protege el sistema digestivo.
  • Mantiene el hígado en buen estado.

Quiénes necesitan tomar guaraná

Cualquier persona que requiera un revitalizante encontrará en el guaraná una importante ayuda. Pero además está recomendado en los siguientes casos:
  • Depresión.
  • Fatiga física o mental.
  • Problemas intestinales, especialmente en diarreas por su alto contenido en taninos.
  • Convalecencias.
  • Jaquecas.
  • Asma.
  • Impotencia.
  • Arteriosclerosis.
  • Hipotensión.

Bebidas energéticas con guaraná

Las bebidas energéticas se comercializan desde hace unos años, prometiendo efectos estimulantes sin
Bebida con guaraná
contener una gota de alcohol.


Algunas de estas bebidas incorporan a su contenido guaraná, junto a vitaminas, glucosa, azúcares y otras sustancias que luchan contra el cansancio y la fatiga. Brasil es el país que más produce y consume este tipo de bebidas.

Se pueden citar algunas como el Guaraná Lamanita, Guaraná Natural, Guaraná Schin, Guaraná Brahma y Guaraná Antarctica.

Efectos secundarios del guaraná

No es recomendable tomar guaraná en casos de neuritis temporal, neuralgia de origen osteomuscular y dolores de cabeza de origen radicular.

En casos de migraña suele ejercer un efecto positivo, sin embargo hay que tener en cuenta que para algunas personas el desencadenante de los dolores por migraña son los excitantes. En estos casos, el guaraná no estaría recomendado, o bien habría que tomarlo con moderación, nunca de forma continua.

Dosis recomendada de guaraná

Generalmente las cápsulas que se comercializan de guaraná son de 500 mg y la dosis recomendada suele ser de 3 a 4 cápsulas al día, tomadas de la siguiente manera:
  • 1 a 2 cápsulas por la mañana, preferentemente en ayunas.
  • 1 o 2 cápsulas una hora antes de comer o bien a primera hora de la tarde.
No es recomendable tomarlo a última hora de la tarde o por la noche, ya que puede alterar el sueño, salvo que se quiera trasnochar.

El guaraná se puede tomar en periodos de mucho estrés o actividad, o bien en días esporádicos en los que se necesita un refuerzo, ya sea por un mayor estado de fatiga, por no haber dormido bien o cualquier otra circunstancia similar.

Beatriz Moragues - Todos los Derechos Reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada