domingo, 11 de agosto de 2013

Para qué sirve la caléndula: propiedades y precauciones

La caléndula proviene de Oriente Próximo y del sur de Europa, pero su extraordinaria facilidad para extenderse ha propiciado que actualmente crezca en cualquier región de clima cálido o templado. Las hojas de la caléndula son de un verde suave, mientras sus vistosas flores son de un vivo color anaranjado.  Para uso medicinal se utilizan las hojas y las flores. Se la conoce también como “flor maravilla”.

Un poco de historia

Aceite de caléndula
Su nombre procede de la palabra latina “calendas”, que señalaba el primer día de cada mes. De ella surge también la palabra actual calendario.

Los romanos llamaban a la caléndula “Solsequium”, que significa la que sigue al sol, debido a que sus flores se abren cada día para recibir su calor.





Componentes importantes de la caléndula
  • Flavonoides.
  • Carotenoides.
  • Aceites esenciales.
  • Calendulina.
  • Sustancias amargas.


Propiedades de la caléndula por vía interna
  • Mejora la circulación de la sangre.
  • Regula el ciclo menstrual en las mujeres, pero su efecto es más bien leve.
  • Mejora la gastritis y la úlcera de estómago.
  • Reduce la tensión arterial.
  • Mejora las infecciones.


Propiedades de la caléndula por vía externa

Aplicada exteriormente, la caléndula posee propiedades antiinflamatorias y antisépticas, por lo que mejora cualquier proceso que curse con infección e inflamación. Generalmente, en estos casos se utiliza la infusión o el aceite de caléndula. Algunas de sus propiedades son:
  • Acelera la curación de heridas, torceduras, golpes y llagas.
  • Alivia las molestias originadas por picaduras de insectos o medusas.
  • Elimina verrugas y callos.
  • Mejora la conjuntivitis. En este caso se utilizaría la infusión de caléndula para lavarse los ojos.
  • Mantiene la salud de la piel.

Presentaciones de la caléndula

Para tomar por vía interna, esta planta se comercializa en forma de pastillas, infusión y jarabe.

Para aplicar por vía externa, se puede encontrar en cremas, jabones, lociones, aceites, extractos, en polvo, en flores secas…


Precauciones al utilizar la caléndula

La toxicidad de esta planta es muy pequeña, y solo se manifiesta si se toman cantidades ingentes.

Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia no deben tomar esta planta sin consultar con su médico.

La caléndula no se debe aplicar sobre heridas abiertas.



Beatriz Moragues - Todo los Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario