domingo, 4 de agosto de 2013

Para qué sirven las algas: propiedades y tipos

Algunas algas, como la espirulina, la chlorella o el fucus, son conocidas por la mayoría de la gente. Sin embargo, existen otras muchas que aportan beneficios para la salud. El mundo de las algas es inmenso: algas de agua salada, dulce, de distintos colores, de variadas propiedades nutricionales…

En este artículo vamos a acercarnos de un modo general a ese universo tan rico, comenzando por decir algo que seguramente la mayoría de personas desconoce. Y es que asiduamente consumimos algas sin saberlo, ya que algunos tipos se utilizan en diversos alimentos habituales para proporcionarles cierto espesor, como pueden ser postres preparados con zumo de frutas o helados.


Agar-agar Componentes principales de las algas

Las algas son desde hace miles de años utilizadas por los pueblos antiguos de África, América y Oriente, que conocían perfectamente la gran riqueza de nutrientes que poseen. Veamos algunos de ellos:

  • Cuentan con distintas vitaminas, especialmente E, complejo B y carotenoides.
  • Son ricas en fibra.
  • Poseen abundantes minerales y oligoelementos.
  • Aportan ácido linoleíco y alfa linoleíco.
  • Contienen todos los aminoácidos esenciales.


Tipos de algas

  • Algas rojas: Agar-agar, Dulse y Carragaheen o Musgo de Irlanda.
  • Algas pardas: Nishime Kombu, Hiziki, Alaria, Himanthalia Elongata, Nori, Ito Wakame, Kelp y Arame.
  • Algas azules, verdes o verdeazuladas: AFA, Espirulina, Chlorella y Klamath.


Propiedades generales de las algas

  • Proporcionan importantes nutrientes.
  • Mejoran el sistema inmune.
  • Equilibran el organismo.
  • Mejoran la circulación.
  • Desintoxican el cuerpo.
  • Son una ayuda para adelgazar.
  • Mejoran la actividad intestinal.
  • Su función antioxidante mantiene bajo control a los radicales libres.
  • Favorecen la salud de las mucosas del organismo.
  • Mejoran el estado de la piel.


Se pueden beneficiar de las algas

  • Quienes sufren infecciones frecuentemente.
  • Las personas que se cansan con facilidad.
  • Quienes quieran recuperar el apetito.
  • Las personas que padecen alergias.
  • Los deportistas.
  • Quienes deseen mejorar su sistema inmunológico.

Precauciones al consumir algas

Es importante consumir algas de buena calidad para evitar que puedan estar contaminadas con metales tóxicos.

Si se tiene la tensión alta, hay que consumir con precaución las algas.

Las personas que tengan problemas con la glándula tiroides, deben consultar siempre con su médico antes de consumir suplementos de algas.


Beatriz Moragues - Todos los Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario