viernes, 27 de septiembre de 2013

Para qué sirve el germanio. Radicales libres y antioxidantes

Descubierto en 1886 por el químico Clemens Winkler, su nombre deriva del vocablo latino Germania, que significa Alemania y hace referencia al país de origen de su descubridor.
El ajo es rico en germanio
El ajo es rico en germanio

Unos años más tarde, Rusia y Japón comienzan a investigar las propiedades de este oligoelemento para la salud.
Los primeros ensayos se efectúan en animales, obteniendo resultados muy prometedores especialmente en perros, gatos y caballos.



Propiedades del germanio

  • Eficaz acción antioxidante, por lo que protege al organismo de los radicales libres.
  • Mejora las defensas del cuerpo, ya que estimula a los macrófagos, acrecienta la elaboración de interferón y aumenta el número de linfocitos.
  • Limpia el organismo de metales pesados, como el cadmio, el mercurio y el plomo.
  • Facilita la oxigenación del cuerpo.
  • Ayuda al organismo a soportar situaciones de estrés, tanto mental como físico.
  • Equilibra los niveles de glucosa, colesterol y presión sanguínea.
  • Contribuye a calmar los dolores.
  • Alcaliniza el organismo.
  • Posee efecto antiinflamatorio.
  • Mantiene los músculos en buen estado.
  • Disminuye la aparición de cicatrices después de sufrir quemaduras.


Radicales libres y antioxidantes

Los radicales libres son moléculas que han extraviado un electrón, por lo tanto poco estables y muy reactivas. Necesitan recuperar ese electrón, así que lo roban de las moléculas que tienen cerca, que a su vez se convierten en un radical libre y así sigue ocurriendo indefinidamente si no entran en acción los antioxidantes. Además, los radicales libres deterioran las membranas de las células y lesionan diversas estructuras relacionadas con las proteínas.
Lo que casi todo el mundo sabe, es que los radicales libres tienen mucho que ver con el envejecimiento, pero lo que mayoritariamente se desconoce es que su aumento en el organismo tiene relación con enfermedades tan dispares como la artritis reumatoide, la diabetes, la úlcera gastroduodenal, la cirrosis, la gastritis, la arteriosclerosis, las varices, la artrosis, el herpes y la astenia.
Actualmente existen múltiples causas que favorecen el aumento de radicales libres, como es la contaminación, el uso de rayos X, los aditivos alimentarios, el tabaco, el cansancio crónico y el estrés.
El cuerpo tiene sus defensas contra los radicales libres, desde enzimas que depuran el organismo, hasta los conocidos antioxidantes. Sin embargo, cuando la saturación es patente comienzan a gestarse las enfermedades.
Además del germanio, algunos de los antioxidantes más importantes son: la vitamina C, la vitamina E, el selenio y la cisteína.


Alimentos ricos en germanio

  • Eleuterococo.
  • Ginseng, dependiendo mucho de su calidad.
  • Raíz de Angélica.
  • Alga Chlorella.
  • Diente de león.
  • Ajo.
  • Arroz integral, dependiendo del suelo en que se haya cultivado.
  • Aloe vera.
  • Cebolla.
  • Brócoli.
  • Apio.
  • Alfalfa.
  • Hongo Shiitake.


Presentación del germanio

Este oligoelemento se comercializa en forma de pastillas, en líquido para tomar
Germanio
sublingualmente, en cápsulas y en polvo. Es importante optar por un suplemento de germanio de la mejor calidad posible.
Es conveniente que quienes necesiten consumir suplementos de este oligoelemento, tomen a su vez las vitaminas A, C y E; los minerales selenio y zinc, y la coenzima Q10, ya que estos nutrientes potencian el efecto positivo del germanio.


Se pueden beneficiar de tomar germanio

  • Las personas que sufren de hipertensión.
  • Quienes padecen artritis, artrosis o poliartritis.
  • Las personas que sufren infecciones frecuentes.
  • Quienes tienen el colesterol alto.
  • Las personas que padecen gota.


Precauciones y efectos secundarios del germanio

En las cantidades adecuadas, no se conocen efectos adversos de este oligoelemento.
Sin embargo, las mujeres embarazadas o que estén lactando, deben abstenerse de tomar germanio sin consultar antes con un profesional de la salud.
Los síntomas de una mala asimilación del germanio o de una intoxicación son: entumecimiento de pies y manos, anemia, pérdida de peso, hipotensión arterial, debilidad muscular, hipotermia y vómitos.
Beatriz Moragues - Todos los Derechos Reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario