miércoles, 13 de noviembre de 2013

Propiedades del sésamo

El sésamo se conoce y se utiliza desde tiempos antiguos. Ya en escritos hebreos y egipcios se hace referencia a sus cualidades medicinales. Proviene de África y de la India, y actualmente se cultiva en Pakistán, Europa, Latinoamérica y China.

Aceite de sésamo
Aceite de sésamo




La planta florece en el mes de agosto, con flores blancas o rosáceas. Al sésamo se le conoce también como ajonjolí. Sus propiedades benéficas se concentran en las semillas y las hojas.








Algunos componentes esenciales del sésamo


  • Abundante contenido en glicéridos de ácidos saturados (esteárico, palmítico…) e insaturados (linoleico y oleico).
  • Lignanos: sesamolina y sesamina.
  • Vitaminas A, E y el complejo B.
  • Aminoácidos: colina, ácido glutamínico y triptófano.
  • Minerales: calcio, cobalto, cromo, magnesio, níquel, sodio, hierro y fósforo.


Propiedades del sésamo

  • Regula la menstruación.
  • Las hojas en infusión mejoran los problemas digestivos y la diarrea.
  • Por vía externa, se utiliza para la conjuntivitis y problemas de piel. Forma parte de diversas pomadas y cremas.
  • Disminuye el colesterol por su contenido en lecitina.
  • Aporta proteínas de calidad.
  • Es una ayuda en caso de cansancio o agotamiento.
  • Mantiene la salud de los huesos.
  • Aporta fibra.
  • Es muy energético.


Dosis y preparación del sésamo

  • El aceite de sésamo se puede utilizar como laxante suave, tomando dos cucharadas diarias.
  • Hasta cuatro hojas en infusión ayudan en problemas digestivos e intestinales.


Las semillas de sésamo en la cocina

Semillas de sésamo
Semillas de sésamo



Las semillas de sésamo se pueden utilizar de diversas maneras para cocinar. Pueden acompañar carnes, verduras, pescados, postres, ensaladas y yogur. También suelen utilizarse en bollería y panadería.








Precauciones al tomar sésamo

Hay personas que tienen alergia al sésamo, por lo que deben evitar consumirlo. También quienes tengan alergia a legumbres, frutos secos o cereales, deben tener mucha precaución.

El aceite de sésamo no debe tomarse en caso de diarrea, por su efecto laxante. Tampoco se recomienda para las mujeres embarazadas.

Abusar del consumo del sésamo, tanto en forma de semillas como de aceite, puede provocar problemas gastrointestinales.

Las personas que estén siguiendo una dieta para adelgazar deben tomarlo con moderación, por su alto contenido calórico.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario