jueves, 27 de marzo de 2014

Cebolla: propiedades, beneficios y precauciones

La cebolla es uno de los alimentos más beneficiosos para la salud. Se le conocen propiedades antibióticas, depurativas y diuréticas. Proviene de Asia occidental, aunque otras opiniones aseguran que surge por primera vez en Hungría. En la actualidad se cultiva en todo el mundo y existen multitud de variedades.

Esta planta puede llegar a medir hasta 80 cm de altura. Su tallo es hueco, y sus hojas cilíndricas y verdosas. La cebolla es un bulbo redondeado, donde se concentran sus propiedades medicinales, revestido con una membrana blanca.

Cebolla troceadaUn poco de historia

Esta hortaliza ya era muy apreciada en el Antiguo Egipto y se facilitaba a los trabajadores que estaban realizando grandes obras, para que se mantuviesen fuertes y libres de infecciones.

También era una ofrenda a los dioses, y se usaba en el proceso de momificación de los cuerpos.


Algunos componentes importantes de la cebolla
  • Aceite esencial rico en componentes sulfurados.
  • Aliína, componente muy importante del ajo y que en la cebolla se encuentra en menor cantidad.
  • Minerales: potasio, sodio, calcio, fósforo, hierro y flúor.
  • Ácido tiosulfínico, que impide la proliferación de bacterias.
  • Ácido tiopropiónico, que es el elemento que produce el lagrimeo al cortar la cebolla.
  • Glucósidos flavónicos.
  • Vitaminas: A, complejo B,  C y E.
  • Aminoácidos: arginina, ácido glutámico y glicina.
  • Fibra.


Propiedades de la cebolla
  • Acción diurética.
  • Previene el crecimiento de bacterias.
  • El aceite esencial de cebolla mejora la rinitis y la gripe.
  • Provoca una leve vasodilatación arterial.
    Cebollas
  • Reduce la glucosa en sangre.
  • Efecto depurativo.
  • Aumenta levemente la secreción de bilis.
  • El jarabe de cebolla mejora las faringitis.
  • Por vía externa, la cebolla triturada mezclada con vinagre es efectiva contra las durezas de la piel y las verrugas.


Modos de preparar la cebolla

  • Vino de cebolla: Hay que disponer de 300 g de cebolla picada, aproximadamente un litro de vino blanco y 100 g de miel. Se realiza una mezcolanza con la cebolla y la miel, y después se agrega al vino. Se deja reposar dos semanas, y luego se filtra. Se pueden tomar hasta cuatro cucharadas grandes al día. Tiene acción diurética.
  • Para depurar el organismo se añaden cinco cebollas a un litro de agua y al hervir se agrega la cantidad de miel que se desee, dependiendo de lo dulce que se quiera. Se pueden tomar hasta cuatro tazas al día.
  • Zumo de cebolla para los catarros y la tos: Mezclar el zumo de un limón y una cebolla, y añadir dos cucharadas de miel. Se toma caliente.


Precauciones al consumir cebolla

La cebolla no tiene ningún efecto indeseado, pero hay personas que no les gusta o no les sienta bien, sobre todo si la consumen cruda. Sin embargo, hay que decir que la cocción destruye gran parte de sus propiedades.

Las personas que sufren gastritis no suelen tolerarla bien.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario