lunes, 12 de mayo de 2014

Propiedades medicinales del orégano

El orégano se utiliza principalmente para mejorar la tos seca y repetitiva que en ocasiones acompaña a los catarros. Además es una especia muy utilizada en la cocina.


Flor de la planta

El orégano es una planta de tamaño pequeño, no suele superar los 75 cm de altura. Los tallos son de tonalidad rojiza y las flores, que se dejan ver en verano, son blancas o violáceas. Crece en zonas secas, rocosas y con mucho sol. Para su uso medicinal se utiliza toda la planta, que debe recolectarse en el periodo de floración.

Su nombre proviene de las palabras griegas “oros”, que significa montaña, y “ganos”, que significa alegría, se dice que porque el colorido de esta planta da vida y esplendor a los lugares donde habita. Es algo así como “la alegría de las montañas”.



Componentes importantes del orégano

  • Ácido  cafeico y rosmaniríco.
  • Aceites esenciales, como el timol.
  •  Flavonoides.
  • Vitaminas: betacarotenos y niacina.
  • Minerales: magnesio, zinc, hierro, potasio, manganeso y cobre.

Propiedades del orégano por vía interna

  • Mejora las digestiones.
  • Es antiinflamatorio.
  • Alivia la tos seca.
  • Disminuye los dolores de la menstruación.
  • Mejora la circulación de la sangre.
  • Es antioxidante.

Propiedades del orégano por vía externa

  • En gargarismos, alivia la amigdalitis.
  • Cicatriza y desinfecta las heridas.
    Especias
    Especias
  • La mezcla de aceite virgen de oliva, y los aceites esenciales de orégano y tomillo, sirven para aliviar los síntomas de la artritis, los dolores musculares, el reumatismo y la ciática.

El orégano en la cosmética

El aceite de orégano se utiliza en cosmética de múltiples formas: para la celulitis, para la creación de perfumes, jabones, colonias, cremas; y agregado al champú, para darle brillo al cabello.

El orégano en la cocina

En la cocina se usa principalmente para sazonar las comidas, proporcionarles aroma y realzar su sabor. Se puede utilizar en carnes, pescados, arroces, ensaladas, pizzas, pasta y caldos.



Beatriz Moragues - Derechos Reservados



No hay comentarios:

Publicar un comentario