viernes, 8 de agosto de 2014

Para qué sirve la equinácea: propiedades, beneficios y precauciones

La equinácea proviene de las llanuras, praderas y regiones secas y rocosas de Estados Unidos. Los indios norteamericanos ya la utilizaban para cosas tan dispares como disminuir el dolor de garganta o como remedio para las mordeduras de serpiente.

Esta planta puede alcanzar el metro de altura, y se conocen hasta nueve especies diferentes.

Un poco de historia

Flor de la equinácea

La denominación equinácea proviene de la palabra griega “echinos”, que significa erizo y hace referencia a la forma del fruto y las flores de esta planta.

Antiguamente se utilizaba como estimulante y para dolencias muy distintas, entre ellas: inflamaciones, tos, heridas o llagas en la boca, gonorrea, infecciones, resfriados y sífilis.



Componentes importantes de la equinácea

  • Ácidos grasos: linoleico, palmítico, oleico y cerótico.
  • Alcaloides.
  • Glucósidos.
  • Aceites esenciales: pineno y mirceno.
  • Fitosteroles.
  • Betaína, taninos, flavonoides e inulina.
  • Vitamina C.

Propiedades de la equinácea

  • Mejora las faringitis, gripes, amigdalitis, laringitis y resfriados.
  • Es efectiva en caso de sífilis y gonorrea.
  • Potencia el sistema inmune.
  • Mejora la colitis.
  • Reduce los flemones dentarios.
  • Estimula la secreción salivar y la sudoración.
  • Por vía externa: mejora las llagas, heridas y úlceras.

Algunas especies relacionadas

  • Echinacea angustifolia: se usa mucho en Europa.
  • Echinacea tenneseensis o equinácea de Tennessee: poco conocida ya que solo crece en el estado de Tennessee.
  • Echinacea sanguinea o equinácea roja.
  • Echinacea pallida: se encuentra en la zona centro de Estados Unidos.
  • Echinacea paradoxa o equinácea amarilla: crece especialmente en el estado de Arkansas.

Precauciones y efectos secundarios de la equinácea

No se conocen efectos secundarios graves de esta planta, aunque se recomienda no tomarla durante largos periodos de tiempo.

A algunas personas puede provocarles ligeras diarreas o leves dolores de estómago.

No deben tomarla quienes sufran enfermedades autoinmunes, degenerativas o tengan alergia a otras plantas de la misma familia, como la margarita o el girasol.


Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario