viernes, 3 de octubre de 2014

Para qué sirve la achicoria: propiedades y beneficios

La achicoria, además de utilizarse como un sucedáneo del café, tiene propiedades diuréticas, abre el apetito y es levemente laxante. Ya los romanos utilizaban sus hojas en ensaladas.

Flor de la achicoria



Esta planta proviene de las regiones de clima templado de Asia, Europa y África. Crece espontáneamente en los bordes de los caminos y en los campos, aunque también se cultiva para uso alimentario. Con fines medicinales se utilizan la raíz y las hojas.





Componentes importantes de la achicoria
  • Glucósidos amargos, inulina y fructosa.
  • Arginina, sales de potasio, colina, inulina y ácido chicorésico.
  • Minerales: hierro, calcio, fósforo y magnesio.
  • Vitaminas: A y complejo B.
  • Fibra.

Propiedades de la achicoria
  • Mejora las digestiones, sobre todo después de una comida copiosa.
  • Es diurética.
  • Ligeramente laxante.
  • Abre el apetito.
  • Baja levemente la tensión arterial.
  • Pueden tomarla las personas que estén siguiendo una dieta para perder peso, por su bajo contenido calórico.
  • Mantiene la salud del hígado.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Por vía externa, es cicatrizante.

Cómo tomar la achicoria

Como ya se ha citado, se puede tomar como un sucedáneo del café, con la ventaja de que no contiene cafeína.

Las hojas se pueden añadir a las ensaladas y la raíz se puede hervir y, junto con el diente de león, realizar una infusión depurativa que es conveniente tomar antes de las comidas.

Contraindicaciones de la achicoria

Deben consumirla con moderación las personas que sufren enfermedades renales.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario