martes, 6 de enero de 2015

Equilibro ácido-alcalino

El cuerpo necesita mantener un equilibrio ácido-alcalino para funcionar correctamente y mantenerse sano. La alimentación actual, sin embargo, tiende mayoritariamente a acidificar demasiado el organismo, haciéndolo proclive al malestar y a la enfermedad.

Frutas y verduras


El PH del cuerpo es donde se refleja el estado ácido-alcalino que presenta. Cuando hay un exceso de acidez, el organismo intenta neutralizarlo a través de los elementos alcalinos de la sangre o de los riñones. Para mantener la salud, el cuerpo necesita tener un PH levemente alcalino.



Síntomas que pueden indicar una excesiva acidez del organismo
  • Irritabilidad y nerviosismo.
  • Dolores de cabeza repetitivos.
  • Digestiones difíciles.
  • Eczemas.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Cansancio permanente.
  • Dolores en brazos y piernas.
  • Infecciones repetitivas, especialmente amigdalitis, bronquitis, faringitis y cistitis.
  • Contracturas y calambres frecuentes.
  • Cabello y uñas débiles y en mal estado.

Alimentos que alcalinizan el cuerpo
  • Verduras.
  • Frutas.
  • Algas.
  • Miel natural, no la procesada que venden normalmente en los supermercados.
  • Quínoa, trigo sarraceno, arroz integral y mijo.
  • Calcio, magnesio, sodio y potasio.

Alimentos que acidifican el cuerpo
  • Azúcar blanco.
  • Cereales refinados.
  • Pescado.
  • Alcohol.
  • Carne y embutidos.
  • Café y té. Si hay que escoger, mejor optar por el té verde.
  • Chocolate.
  • Bebidas gaseosas.
  • Frituras.
  • Harina blanca.
  • Bollería.

El estrés, la vida sedentaria y la falta de sueño también tienden a la acidificación del medio, mientras que la relajación y el ejercicio propician lo contrario, la alcalinización del cuerpo y, por lo tanto, la salud del mismo.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario