viernes, 22 de mayo de 2015

Tratar la hipertensión de forma natural

La presión arterial es regulada por diminutas arterias del cuerpo. Cuando la sangre no fluye de una manera adecuada, se necesita más presión para que la sangre atraviese el organismo.

La tensión arterial va variando a lo largo del día. Usualmente es más elevada por la mañana y más baja cuando estamos cayendo en el sueño. Su medida se refleja en dos números. El más elevado es la “presión sistólica”, que la provoca el corazón al contraerse. La cifra más baja es la “presión diastólica”, que sucede cuando el corazón reposa temporalmente entre latidos.

Ciclista
Hacer ejercicio es positivo cuando se
tiene hipertensión
La hipertensión arrastrada en el tiempo lesiona los vasos sanguíneos y acrecienta el peligro de un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco.

Este problema puede aparecer en cualquier persona, pero es más probable que lo sufran quienes tienen antecedentes familiares, quienes tienen exceso de peso o las personas diabéticas.



Valores normales de presión arterial

La presión arterial se mide en centímetros o milímetros de mercurio (Hg), dependiendo de los países. Varía con la edad, y con el paso de los años tiene tendencia a aumentar, pero los valores considerados normales son:
  • Entre 10 y 14 cm Hg, de presión sistólica.
  • Entre 6 y 9 cm Hg, de presión diastólica.

Lo deseable es tener una presión sistólica entre 12 y 13 cm Hg, y una presión diastólica menor de 9 cm Hg.

Tipos de hipertensión
  • Hipertensión esencial o primaria: No se le conoce causa aparente, por lo tanto la única manera de controlarla es mediante la dieta, cambios en el estilo de vida y, si es necesario, ciertos fármacos.
  • Hipertensión secundaria: Es debida a un trastorno hormonal o renal, al embarazo o a determinados medicamentos. Solucionando la raíz del problema, se suele controlar también la tensión arterial.

Estrategias que pueden aliviar la hipertensión
  • Seguir una dieta baja en grasas, con abundancia de frutas y verduras.
  • Disminuir el consumo de sal.
  • Realizar ejercicio varias veces a la semana, aunque sean paseos a pie o en bici.
  • No fumar.
  • No tener exceso de peso.
  • No beber alcohol o hacerlo con moderación.
  • Practicar la relajación.

Alimentos recomendados para la hipertensión
  • Ajo y cebolla.
  • Limón.
  • Granada.
  • Aceite de oliva.
  • Acelgas, zanahorias, alcachofas, berenjenas y pepinos.
  • Pan integral.
  • Nueces.
  • Yogur y kéfir.
  • Peras y manzanas.
  • Setas.
  • Cereales integrales.
  • Miel.

Alimentos no recomendados para la hipertensión
  • Carnes con mucha grasa y embutidos.
  • Conservas.
  • Marisco.
  • Fiambre.
  • Chocolate.
  • Café y alcohol.
  • Fritos.
  • Sal.
  • Azúcar.

Suplementos nutricionales para la hipertensión
  • Calcio: Ayuda a los riñones a equilibrar la presión arterial.
  • Potasio: Disminuye la pérdida de calcio.
  • Vitamina C: Ayuda a disminuir la hipertensión.
  • Omega 3: Reduce el riesgo de que se obstruyan las arterias.

Síntomas de la hipertensión

La hipertensión raramente presenta síntomas, aunque en algunas ocasiones puede provocar hemorragias nasales repetitivas, dolores de cabeza sin motivo y/o problemas de visión.


Este artículo es meramente informativo, de ningún modo sustituye un diagnóstico o tratamiento médico.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados



2 comentarios:

  1. adoro este blog muy útil y buena información no sabia que disminuir consumo de sal alivia la hipertensión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Sky Kawaii. Me alegro que te sea útil el blog. Un saludo.

      Eliminar