sábado, 5 de septiembre de 2015

Fatiga crónica: alimentos beneficiosos y complementos nutricionales

El síndrome de fatiga crónica es una dolencia compleja y en algunos casos invalidante. Algunos de sus síntomas son agotamiento continuo, que no mejora con el descanso, falta de memoria y dolores musculares.


Mujer cansada
Unos años atrás se la consideraba una enfermedad imaginaria o derivada de problemas psicológicos. Para muchas personas ha sido un verdadero calvario durante muchos años sufrir una dolencia “que no existía” y que nadie entendía. Incluso hoy en día, a pesar de estar catalogada como enfermedad, muchas personas siguen sufriendo la incomprensión de su entorno más cercano.


El síndrome de fatiga crónica surge generalmente entre los treinta y los cincuenta años de edad, y lo sufren muchas más mujeres que hombres. No se sabe exactamente que lo desencadena, algunos estudios se inclinan por un virus, y al parecer las alergias también tienen una influencia importante. Asimismo, se está investigando su relación con el sistema endocrino, la presión arterial, los neurotransmisores y el sistema nervioso.


Síntomas del síndrome de fatiga crónica

  • Dolor de garganta.
  • Sueño no reparador.
  • Dolores óseos y musculares.
  • Disminución de la capacidad de concentración y de la memoria.
  • Ganglios linfáticos sensibles en las axilas o el cuello.
  • Dolor de cabeza y/o de oídos.
  • Intolerancia al alcohol.
  • Tos.
  • Ansiedad, irritabilidad, ataques de pánico o depresión.
  • Sueño excesivo o insomnio.
  • Pensamiento confuso.
  • Sequedad de boca.
  • Ritmo cardiaco irregular.
  • Pérdida de peso.
  • Sensibilidad a la luz.

Alimentos recomendados para la fatiga crónica

  • Frutas y verduras.
  • Pepitas de calabaza.
  • Caldos vegetales.
  • Sésamo.
  • Salmón, atún, sardina, trucha, emperador y demás pescado azul.
  • Nueces.
  • Alimentos ricos en fibra.
  • Lentejas y garbanzos.

Alimentos NO recomendados para la fatiga crónica

  • Embutidos.
  • Alcohol.
  • Bollería.
  • Grasas animales.
  • Alimentos procesados.
  • Bebidas azucaradas.

Plantas medicinales para la fatiga crónica

  • Equinácea y Astrágalo: Potencian el sistema inmune.
  • Maca: Aumenta la vitalidad.

Suplementos nutricionales para la fatiga crónica


Se pueden tomar suplementos de calcio y magnesio, polen, carnitina, jalea real natural, vitamina C y/o coenzima Q10, dependiendo de lo que le funcione mejor a cada persona.

Las personas que sufren durante años de estreñimiento o colon irritable suelen tener la mucosa del intestino deteriorada, lo que provoca que los nutrientes no se absorban adecuadamente, como ocurre con el síndrome del intestino permeable. Esto con el paso del tiempo va provocando carencias nutricionales que desembocan en múltiples síntomas, entre los que pueden encontrarse el cansancio permanente, el exceso de sueño, los dolores musculares, las taquicardias, etc. En estos casos suplementar la alimentación con un buen complejo mineral y vitamínico, por separado, puede ayudar y propiciar un aumento de vitalidad. El alga espirulina se absorbe muy bien y da buenos resultados, siempre que no se sufran problemas de tiroides. Además, habría que tomar un complejo mineral lo más potente y de buena calidad posible. Si el problema, o parte de él, viene de la no absorción adecuada de nutrientes, en quince o veinte días se deberían empezar a ver resultados.

Los complementos nutricionales solo deben tomarlos las personas que no consuman medicamentos, de otra manera siempre es conveniente consultar con un profesional de la salud.


Este artículo es meramente informativo y no sustituye ningún diagnóstico ni tratamiento médico.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados



No hay comentarios:

Publicar un comentario