viernes, 11 de diciembre de 2015

Tratar el colesterol de manera natural

El colesterol es una grasa que se origina en el hígado y es imprescindible para las hormonas y las células del organismo. Sin embargo, en exceso puede provocar problemas de salud como accidentes cerebrovasculares y cardiopatías.

Tipos de colesterol
  • HDL: Es el que vuelve al hígado sin pegarse a las paredes de las arterias. Se le conoce como “colesterol bueno”.
  • LDL: Es el que se deposita en las arterias y puede crear problemas de salud. Se le denomina “colesterol malo”.

Arterosclerosis

Fresas
Las fresas son buenas cuando se tiene
el colesterol alto


Si los niveles de colesterol HDL en sangre son bajos y los de LDL son altos, el riesgo de que las arterias se obstruyan es más elevado. Es lo que se conoce como arterosclerosis, que es un endurecimiento y estrechamiento de las arterias.




Cuando las arterias se bloquean impiden el flujo normal de la sangre, ya sea por las placas que se forman o por coágulos, también denominados trombos, por lo que el oxígeno que va hasta el corazón y el cerebro también está disminuido.

Algunas de las causas de esta obstrucción de las arterias parecen ser la hipertensión, la obesidad, una dieta inadecuada, la diabetes y la vida sedentaria.

Alimentos recomendados para el colesterol
  • Harina y salvado de avena.
  • Judías y guisantes.
  • Salvado de arroz.
  • Cítricos, manzanas y fresas.
  • Pescado.
  • Tofu.
  • Nueces.
  • Aceite de oliva.
  • Semillas de lino.
  • Aceite de onagra.

Alimentos NO recomendados para el colesterol
  • Leche entera.
  • Queso curado.
  • Mantequilla y margarina.
  • Huevos.
  • Fritos.
  • Galletas.

Complementos nutricionales para el colesterol
  • Vitamina B3 (Niacina): Reduce los niveles del llamado colesterol malo (LDL) y los triglicéridos, al mismo tiempo que aumenta el colesterol bueno (HDL).
  • Vitaminas B6, B9 (ácido fólico) y B12: Se sabe que cuando hay carencia de estas vitaminas aumenta la predisposición a sufrir enfermedades coronarias y aterosclerosis.
  • Vitamina E: Su acción antioxidante ayuda a prevenir el daño del colesterol malo (LDL).
  • Ácidos grasos Omega 3: Reducen el riesgo de aterosclerosis.
  • Té verde y negro: Disminuyen los niveles de colesterol.

También puede ayudar

Otras pautas que pueden ayudar es no tener sobrepeso, practicar ejercicio, controlar la diabetes y la hipertensión, no fumar y aprender a relajarse. La meditación, el yoga o los ejercicios de visualización pueden ayudar a disminuir el estrés y a mejorar la salud.


Beatriz Moragues - Derechos Reservados


Este artículo es meramente informativo y de ningún modo sustituye un diagnóstico o tratamiento médico.



No hay comentarios:

Publicar un comentario