martes, 17 de enero de 2017

Ácido fólico, mucho más que una vitamina para mujeres embarazadas

Sabemos lo importante que es el ácido fólico para evitar problemas en el embarazo. Sin embargo, esta vitamina también es imprescindible para muchas más cosas, como la memoria, la circulación sanguínea y para mantener un cerebro saludable. Su carencia se relaciona con la demencia senil, el Alzheimer y la depresión.

El organismo puede tener falta de vitamina B9 por una dieta inadecuada o por una dificultad para absorberla, hecho mucho más común de lo que se supone.

Cerebro
El cerebro necesita especialmente el ácido fólico. Actualmente se sabe que bajos niveles de esta vitamina están relacionados con problemas psiquiátricos leves, pero también con algunos muy importantes, como la esquizofrenia. Asimismo, su falta se relaciona con la inestabilidad emocional, la dificultad para concentrarse, el insomnio, el cansancio sin motivo aparente y la irritabilidad.

Investigaciones diversas aseguran que influye en la pérdida de memoria y se ha comprobado que suplementos de esta vitamina son efectivos en ancianos y en personas de cualquier edad, entre otras cosas, porque mejora el riego sanguíneo en el cerebro y propicia la creación de neurotransmisores.

Una investigación de la Universidad de Wageningen, en Holanda, que se publicó hace unos años en  la revista The Lancet, afirma que el consumo adecuado de esta vitamina puede rejuvenecer el cerebro hasta cinco años, mejorando de una manera muy importante la agilidad mental y la memoria.

Asimismo, según el Dr. Roy L. Walford, uno de los más importantes nutricionistas y gerontólogos del mundo, una dieta rica en ácido fólico, vitamina B6 y vitamina B12, reduciría espectacularmente las dolencias cardiacas.


No todo el ácido fólico es igual

El ácido fólico es la forma sintética de los folatos que se encuentran en los alimentos y necesita una enzima, la MTHFR, para que el cuerpo lo asimile. Si esta enzima no funciona adecuadamente, el organismo apenas podrá absorber una mínima parte de esta vitamina. El tomar más cantidad para prevenir esta falta, en esta ocasión no es apropiado, ya que el exceso puede sobrecargar el sistema sanguíneo y crear problemas indeseados, además de que tampoco será de utilidad.

La MTHFR convierte el ácido fólico en L-metilfolato, una forma biológicamente activa y efectiva, ya que el organismo no tiene problemas para absorberla. Por lo tanto, si se quieren tomar suplementos de esta vitamina es más recomendable hacerlo en forma de Metilfolato y así asegurarse de que el cuerpo la podrá utilizar de manera adecuada.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario